Vestidores

Para los amantes de los vestidores como tú, disfruta y cumple ese sueño que has tenido alguna vez de levantarte con la luz de la mañana y entrar a un vestidor de ensueño que te reciba con toda tu ropa colocada a la perfección.

Los tenemos grandes y pequeños, a la vista y con armarios para que puedas elegir el que más te guste o personalizar un vestidor a medida contactando con nosotros vía correo o llamada telefónica (totalmente gratis y sin compromiso).

Comprar vestidor

Gracias a nuestros vestidores sin puertas no tendrás que perder el tiempo para encontrar la ropa que quieras ponerte ni renunciar a tu sueño de exhibir un armario con interiores de lujo y podrás crear tu propio armario vestidor equipado con todo lujo de detalles o escoger uno de los que tenemos a la venta.

Tanto si te apasiona la moda y necesitas una forma inteligente de almacenar tu ropa, como si siempre te han fascinado los vestidores comprar un vestidor es una gran idea para tener a mano esas prendas que tanto te gustan y ser capaz de elegir cada día una acorde a tu estilo.

Además, un vestidor no es solo elegante si no que también es muy útil ya que te permite tener toda la ropa ordenada, clasificada y a la vista para que no pierdas tiempo en escoger la que quieras ponerte por lo que te ahorrará mucho tiempo.

Como diseñar un vestidor

Diseñar y crear un vestidor a tu gusto es posible en nuestra tienda de vestidores ya que no solo ofrecemos vestidores predeterminados si no que además puedes personalizarlos a tu gusto y crear una composición totalmente desde cero.

Sin duda alguna, la calidad va a ser excelente ya que solo trabajamos con las mejores empresas a nivel nacional y es por eso que somos capaces de ofrecer tantas alternativas de personalización para adaptarnos a ti.

  1. Antes de nada, lo primero que debes hacer es tomar medidas. Mide el lugar donde quieres colocarlo y anota la altura, anchura y profundidad. Si el espacio es irregular podrás combinar distintas opciones para aprovechar al máximo cada rincón por lo que no debes preocuparte.
  2. Una vez tengas claro el espacio disponible y sus medidas es hora de que escojas los módulos del interior. Esto da mucho juego ya que están disponibles en diferentes medidas (alto, ancho, fondo) por lo que es muy personalizable.
  3. Después, completa esto con cajones y baldas a tu gusto y escoge donde quieres colocarlos. Hay múltiples diseños por lo que esto da muchísimo juego a nivel de diseño.
  4. Equipa el interior con accesorios y complementos, aliados indispensables del orden que todavía te ayudarán a aprovechar más y mejor el espacio. Puedes escoger barras, perchas, zapateros…

No obstante, tenemos vestidores con módulos ya equipados lo que es una opción interesante, rápida y sencilla. Puedes escoger de entre diferentes modelos el que más te guste y personalizar las medidas y algunas características para completar la composición a tu gusto.

Consejos para organizar tu vestidor

Para organizar tu vestidor de forma sencilla vamos a diferenciarlo en tres zonas diferentes que serían la zona alta, la zona de abajo y la zona media, de modo que te resulte más cómoda y útil la distribución del mismo.

  • La zona media. Es la parte central del vestidor y la que queda más a mano. Te recomendamos situar ahí las prendas de uso habitual. Para ropa larga necesitarás colgar una barra y dejar despejada la parte inferior e  intenta no mezclar la larga con la corta, es mejor que cada cosa tenga su sitio. También puedes utilizar una balda o un cajón para dividir todo y encima te resultará muy útil para guardar accesorios.
  • La zona de abajo. Es ideal para colocar zapateros. Lo más cómodo son los zapateros extraíbles en los que tiras hacia fuera y se desliza dejando a la vista todos los zapatos. Además, si todavía tienes espacio libre aprovéchalo para poner cajas y guardar ropa que no vayas a usar, mantas, edredones… y ahorrarás mucho espacio.
  • La zona alta. Perfecta para crear un altillo y guardar cosas fuera de temporada, ropa de cama y, en definitiva, cualquier cosa que no vayas a usar hasta dentro de mucho tiempo.